Con los primeros fríos uno tiene que hacer inventario e ir preparándose para el invierno; comprobar las existencias de la despensa y apuntar sus faltas. Los más precavidos seguro que la tienen bien surtida, los demás nos tendremos que conformar con las reservas que hemos cogido este verano y conservado en forma de michelines, para tenerlas a mano, por si hicieran falta, pero la mayoría de las veces vamos tan sobrados que se quedan con nosotros para siempre. Una buena despensa es la mejor inversión que se puede hacer en estos momentos de crisis, con la despensa llena, ya puede nevar…

Hemos superado las 18.000 visitas, las cuales han visto mas de 59.000 páginas, y el 80% de dichas visitas son únicas. Estamos ya alrededor de las doscientas visitas diarias.

En este mes hay que hacer mención especial a MARIANO por sus agudos comentarios y sus sabios apuntes que enriquecen, completan y sacan lustre a EL BIENHABLAO, a CÉSAR por sus constantes aportaciones, a JUAN FRAN NÚÑEZ PARREÑO que desde Villamalea nos ha basculao un buen número de palabras, y a JOSÉ LUIS DELICADO que desde Mallorca nos envía sus comentarios, recuerdos y muchas palabras de EL SALOBRAL las cuales está poniendo bien hermoso el WIKIAHABLAO. Nos ha mandado el siguiente chascarrillo de su Salobral querido:

“Aquí os paso un chascarrillo de aquellos tiempos del hambre, que me cuenta el “PUSCAS” un vecino de mi barrio en Palma, y que por ser de el mismo Salobral, conocía a mi familia:”

Estaban el “MARZO” y el “BATANA” en la güerta de “PACHUTE” para la siega. A medio día con un caloruzo de miedo, dieron de mano pa comer debajo de un nogal junto a la noria.Pachute tenía colgada de una cuerda, dentro de la noria, una garrafa de ocho litros de vino pa que estuviera fresco, y cuando llegó pa echar un bocao, se encontró con que la garrafa ya estaba vacía.
Pachute va y les dice:

“Paece si, sus habéis cascao media arroba de vino, pero mañana no vais a pasar sed”.

Al día siguiente, Pachute llenó otra vez la garrafa, pero la dejó en medio la güerta al sol, pa que no les tentara tanto.
Asinas llego la hora de comer, con que se volvió a encontrar la garrafa vacía en medio la güerta, y cuando llegó a la fresca del nogal, se encontró con el “Marzo” diciéndole al “Batana”:

“Sabes qué te digo chico? … Que si güeno mestaba frío … Caliente mastao mejor”

A Obama le han dado el premio Nobel de la Paz, no sé si será una errata o una falta ortográfica, y lo que le han dado es el premio NOVEL, por llevar tan poco tiempo en su cargo. No me explico como otorgan tal galardón al presidente del país que más guerras y conflictos tiene desplegados en el mundo, quizás sea para animarle y que más que “luchar” por la paz “trabaje” para conseguirla. Siguiendo este antecedente creo que los organizadores de los premios deberían dar para el próximo año el Nobel de Economía, de forma compartida, a los paraísos fiscales y al F.M.I. por su buen hacer en temas económicos.

Con todo lo que ha pasado y aún continua pasando es una vergüenza que los paraísos fiscales sigan operando a todo gas, mientras las economías domésticas están bajo mínimos. A la gran mayoría de mortales para llegar al paraíso tenemos que ganarnos el cielo, para los que más tienen, el paraíso lo encuentran en cualquiera de los más de medio centenar de lugares terrenales donde uno puede reírse, sin miedo a ser condenado, de todos los estómagos vacíos del resto del mundo, lavando su dinero con las lágrimas de los más pobres.

Nos hemos quedado sin Olimpiadas, lo principal es SABER PERDER…., saber perder todo el dinero que se ha invertido en la candidatura madrileña. Creo que hubiera sido más rentable haber invertido ese capital en el deporte base. Más de uno estaba frotándose las manos, haciendo las cuentas de la lechera con las comisiones y chanchullos que veían venir. “Tengo una corazonada”, como se empeñen, que diga nos empeñen, lo conseguirán.

A perro flaco todo son sinvergüenzas, y en estos momentos de crisis empiezan a destaparse solo algunos de los desmanes cometidos los últimos años. Sabíamos que lo que ocurría con la construcción era algo inadmisible y que más bien pronto que tarde lo pagaríamos con creces, pero preferíamos mirar callados a otro lado. Ante nuestros ojos, llenos de bollos, políticos, bancos, constructores e inmobiliarias, entre otros, no paraban de inflarse a coleccionar billetes de quinientos euros. Toda esa riqueza era a costa de nuestra miseria. Es hora de hacer balance y poner a cada uno en su sitio, ya está bien que los más sinvergüenzas sigan campando a sus anchas. Ellos se forraban los bolsillos a base de agujerear los nuestros, para colmo nos hacían creer que lo anormal era lo normal.

Nunca la palabra político y sinvergüenza han estado tan unidas. Mientras en otros países a los corruptos los repudian y condenan, aquí los envidiamos y votamos. Así nos va.

“¿Es cierto que la cabra siempre tira al monte?”

La cabra siempre tira al monte, hay algunas que al monte que más les gusta tirar es al de Venus. Por lo visto no todos venimos del mono, hay algunos que vienen de la cabra, empiezan siendo tan solo unos cabritos, para terminar siendo unos cabrones. Y según una reciente encuesta la mayoría de la gente, entre los que me incluyo, prefiere un choto a una buena cabra, aunque hay excepciones, pues si hay una cabra que me gusta, es sin duda LA CABRA MECÁNICA. Se está despidiendo por todo lo alto, recorriendo toda España. Lo que está claro es que se podrá marchar de los escenarios, pero nunca de nuestros corazones. Gracias Lichis, Fernando Polaino y compañía por los muchos y buenos momentos que nos habéis ofrecido, y seguirán regalándonos cada vez que escuchemos sus discos, tan apasionantes como excepcionales. Esperemos que Lichis sólo cambie de nombre y nunca deje de destilar esas geniales letras, que nos ayudan a vivir con alas y a soñar con los pies en el suelo.

¿Existen de verdad los CORTAPICHAS?

Indaga que te indaga hemos averiguado que existir… existen. Según algunos entendidos, segregan de sus pequeñas pinzas un anestésico muy potente, y sin notarlo, visto y no visto, te pueden dar un dijusto. Algún caso que otro está confirmado, aunque la gente no quiere hablar de este tema. Hay quien asegura que este voraz insecto se divide en dos tipos: Los cortapichas y los cortachotos, aunque la existencia de estos últimos está por confirmar. Hasta el momento sólo tenemos confirmación científica de la existencia de los cortapichas, los cuales sólo atacan al sexo masculino, aunque suelen dar más escarrapicio al femenino.

Me contaban como cierto, no hace mucho, que en un pueblo de La Manchuela había un cura; buena persona y mejor católico, pero no muy amigo de las representaciones. Los habitantes del omitido pueblo tras ver con cierta desesperación lo áridos que se encontraban sus campos y lo secos que estaban sus pozos, suplicaban una y otra vez remedio para sus males. Como el agua venía de arriba, era hacia arriba donde creían que debían dirigir sus plegarias. Así día tras día rogaban al cura que sacara en procesión a los Santos para reparar su maltrecha situación. El cura sabía que el agua no la descargan los Santos, sino las nubes. Pero cuanto más se negaba a sacarlos, más lo criticaban, precisamente sus más devotos feligreses; hasta que un día, en la puerta de su casa, a gritos le exigían hacer una procesión. El cura salió aireado al balcón y con voz firme les dijo:


“¿NO OS DAIS CUENTA QUE SI SACANDO LOS SANTOS CONSEGUIMOS QUE LLUEVA, YA ME HUBIERA ENCARGADO YO DE QUE ESTAS TIERRAS FUERAN HUERTAS Y NO SECARRALES?”

Y así acabo la historia, todos se marcharon a sus casas; pues si La Manchuela es árida y el mar es salado no es por casualidad o antojo divino.
No hubo Santos en la calle y el agua cayó cuando le tocaba caer, ya que las palabras, aunque sean con devoción, no se pueden convertir en lluvia porque así lo deseemos, y pese a creer que todo es posible con fervor, bien sabemos que la dura realidad, por desgracia, es otra.