Parece que el invierno no quiere marcharse del todo, aunque no puede ser que quede mucho frío con todo el que llevan gastado este año, como máximo quedarán dos o  tres remolques, eso sí cargados hasta los bordes y con colmo, ya que aún se deja notar, lo malo es que con el tiempo que lleva se está empezando a poner rancio.

¡Cómo no se van a regalar los casquetes polares, si está todo el frío aquí en La Mancha!

Frío Negro. (Foto María Sanz)

Al menos la nieve y el agua que ha caído servirá para que muchas fuentes secas vuelvan a brotar, sembrando de vida sus alrededores. Sin duda, esta primavera será una de las más exuberantes que se recuerden, bajo el barro estará lleno de flores, esperando que el sol las despierte, para cubrir el campo de un manto cautivante para los sentidos; aunque seguro que los alérgicos no estarán tan contentos, ya que pagarán caro estos días de lujuria floral.

Ea!!! Nunca nieva, ni llueve, a disgusto de todos.

Frío Negro. (Foto María Sanz)

Deja tu comentario

E-