Una vez más el “maltratado pueblo hebreo”, que de forma regular nos adoctrina mediante la oscarizada película de turno, con lo que padeció hace más de medio siglo a manos del cruel gobierno nazi, ha vuelto a sufrir de amnesia, como si no hubiera aprendido nada de todo aquello; siguen empeñados en escribir con sangre, ajena claro está, otro negro y triste capítulo de la historia reciente.

Como suelen hacer los soberbios cuando utilizan con prepotencia su superioridad y al amparo que dan las armas, han vuelto, para mayor gloria de su pueblo, a cometer una masacre, donde irónicamente nos quieren hacer ver que son ellos las víctimas.

Es terriblemente triste que el único país que de forma tan reiterada sigue incumpliendo los tratados internacionales, continúe burlándose del resto del mundo, pero no deja de ser menos penoso ver cómo ningún gobierno se atreva a tomar medidas contra el gobierno israelita, el cual vuelve a salir impune de sus sangrientas tropelías.

¿Dónde está el flamante premio novel de la paz? A preferido ponerse al lado de los fundamentalistas judíos, contra los cuales por cierto no se ejerce la más mínima presión. El resto de gobiernos ha decido callar como lo hace un lacayo ante su señor, demostrándonos una vez más quien gobierna este mundo.

Creo que el pueblo judío se está ganando a pulso la animadversión del resto de pueblos que vivimos en este planeta, y a este paso nadie quedará para correr en su ayuda cuando caiga en desgracia. Si esto ocurre pasará lo de siempre, los judíos de segunda clase pagarán todos los platos rotos, mientras los judíos de Wall Street siguen a lo suyo, que es estar por encima de todo y de todos, caigan quien caiga.

Si es cierto lo que suelen decir los judíos:

– “Dios está de nuestro lado”, nunca antes he tenido tantas ganas de comulgar con el Diablo.

Un día en la capital del reino se anunció un gran baile de disfraces, pero la bella Rosana no tenía muchas ganas de fiestas, estaba preocupada, pues corrían rumores de que Rubén, su marido, le era infiel. Cuando llegó la hora del baile Rosana dijo a su esposo que se encontraba indispuesta y que se marchara solo. Él no quería dejarla, pero ella insistió que no podían desatender la invitación, y al menos uno de los dos debía ir a la fiesta. Así fue como el marido de Rosana se engalanó y vistió de arlequín mudo, con una mascara que lo hacía irreconocible.

A mitad de la noche Rosana se disfrazó de hada con un antifaz y  se dirigió al salón donde se celebraba el baile. Quería comprobar si era cierto eso que contaban de su marido. Allí vio al arlequín mudo cómo iba de dama en dama, bailando con todas de una forma algo más que cariñosa. Harta de esta situación, fue derecha a por el arlequín mudo y utilizando sus encantos consiguió llevárselo a un  reservado. Sin decir ni una palabra, para no ser descubierta, comenzó el cortejo que desembocó de forma lujuriosa. Una vez terminado, el arlequín mudo, con gestos, indicó a la dama que iba al salón principal a por unas copas de champán, momento que aprovecho Rosana para desaparecer.

Rosana regresó a su casa y allí esperó a su esposo. Cuando este llegó le preguntó:
– ¿Que tal la fiesta?
Y Rubén con desgana le contestó:
– Un aburrimiento total.
Comenzó a hervirle la sangre a Rosana, pero con frialdad siguió preguntándole:
– ¿No tienes nada que contarme?
Y mientras se desvestía le comento:
– Sí, era tan tedioso el baile que me pasé toda la noche jugando a las cartas con un grupo de amigos.
Con aire inquisidor Rosana le interrogó:
– ¿Seguro que sólo estuviste jugando a las cartas?
A lo cual Rubén le respondió:
– Como te lo digo, pero por lo visto el que se lo pasó de miedo fue ese que tanto asco te da, el  baboso de Manrique…, le dejé mi disfraz de arlequín mudo y regresó pletórico contándonos que era la primera vez que había conseguido hacer el amor con una dama…

¿Es cierto que el CHOTACABRAS mama leche de las ovejas y las cabras?

chotacabras

La leyenda rural de este mes:

¿Es cierto que se suele emborrachar a los cachorros de perro para que no crezcan?

cachorro_china

Esta leyenda tan extendida, carece de cualquier base científica, ya que de momento no ha habido ninguna universidad norteamericana que haya estudiado el tema, y eso que para otras sandeces si suelen hacerlo. Según sabemos, con una de las pocas razas  que al parecer funciona es con los chiguaguas, por el contrario con los San Bernardo no es tan efectivo, y eso que éstos suelen ir con un barrilillo de brandy colgado al cuello. Menos mal que con el ser humano parece que no tiene fundamento, o sí?… ya que de todas las personas que nuestras madres nos daban para merendar sopanvinos, ninguno nos hemos dedicado al baloncesto.